La reforma de la Administración: algunas tendencias a tener en cuenta (II)
En una entrada anterior pusimos de relieve que el Estado europeo occidental venía atravesando un largo periodo de transición. El desarrollo del modelo económico‑social y político y la última crisis económica habían venido generando nuevas condiciones sociales y económicas en las que el modelo de Estado y el de la Administración que lo sirve, hasta ahora prácticamente indiscutido, se revelaba no suficientemente adecuado para conducir los procesos sociales a los que hoy nos enfrentamos y resolver los problemas derivados de la convivencia. Partiendo de este punto de vista, en los últimos años se ha planteado cómo será la Administración del futuro. Desde la academia, se han avanzado distintas líneas sobre las que se asentará esta. Así UVALLE BERRONES señala los siguientes vectores de cambio: democratización de la administración, relación principal–agente, visión de redes, gestión y responsabilidad, e implementación de capacidades públicas. RAMIÓ, por su parte, estima ineludible una nueva ética y valores de carácter público que contribuya a la renovación de la cultura institucional y pone así en el centro del debate un listado de valores (ética, sostenibilidad, transparencia, coherencia política, valentía…) que deberían ser tenidos en cuenta en la definición de un buen modelo democrático y un buen sistema … Continúa leyendo La reforma de la Administración: algunas tendencias a tener en cuenta (II)
Seguir leyendo
A vueltas con la inacabada reforma de la Administración Pública (I)
Las distintas vicisitudes acontecidas en nuestro país a lo largo de los últimos meses, como consecuencia de la pandemia vírica a la que aún hoy hemos de hacer frente, han situado al universo de nuestras administraciones e instituciones públicas frente a un espejo que, como era de prever, ha reflejado sus más y sus menos. Por un lado, las relevantes capacidades de distintos sectores del quehacer público para hacer frente a una catástrofe de la magnitud global que vivimos, pero también, y no podemos olvidarlo, de algunas carencias que nos mueven a realizar esta reflexión. En el campo del haber, como resulta notorio, es preciso destacar a aquellos colectivos de profesionales públicos que de forma directa han debido responder, en ocasiones con escasez de medios, a los requerimientos de un acontecimiento que no venía con libro de instrucciones. En el campo del debe, sin embargo, también se han mostrado carencias. Desde las demoras en la tramitación de prestaciones, consideradas vitales en el momento que vivimos, hasta otros campos como la prestación de servicios de forma virtual que ha puesto de relieve el todavía escaso camino transitado hacia una Administración digital, la descoordinación interadministrativa en importantes áreas de la acción pública … Continúa leyendo A vueltas con la inacabada reforma de la Administración Pública (I)
Seguir leyendo
Comisión de servicios: qué es, cómo funciona, y qué derechos tienen los funcionarios
Cuando decides presentarte a una oposición o dedicarte al trabajo público hay ciertos conceptos que conviene conocer. Este es el caso de la comisión de servicios, un puesto de trabajo que hay que tener muy en cuenta si eres funcionario público o estás preparándote para serlo. Qué es una comisión de servicios La comisión de servicios es una forma de proveer un puesto de trabajo que ha quedado vacante (art. 64 del Real Decreto 364/1995). Es una figura que puede ser utilizada en casos de urgente e inaplazable necesidad por parte de funcionarios que reúnan los requisitos que se establezcan para el desempeño del puesto en concreto. Solamente funcionarios pueden optar a este tipo de nombramientos.  Como vemos, se trata de una provisión temporal y excepcional que, además, de conformidad con la normativa de aplicación, solamente podrá tener una duración de un año, prorrogable por otro en caso de no haberse cubierto el puesto de manera definitiva. ¿Quién puede convocar la comisión de servicios? De acuerdo con el Real Decreto 364/1995 por el que se aprueba el Reglamento General de Ingreso del Personal al servicio de la Administración General del Estado, las comisiones de servicio deberán ser convocadas por los … Continúa leyendo Comisión de servicios: qué es, cómo funciona, y qué derechos tienen los funcionarios
Seguir leyendo
Transparencia y Relaciones de Puestos de Trabajo (RPT)
1.Introducción: de la regulación en materia de empleo público a la legislación sobre transparencia. La legislación estatal de empleo público –Ley 30/1984 (LRFP) y también la Ley 7/2007 (EBEP)-, a diferencia de la legislación de las Comunidades Autónomas en esta materia, resultaba muy limitada en cuanto al acceso a la información incorporada a instrumentos organizativos como las relaciones de puestos de trabajo. El resultado no era otro que, en ese momento, los organismos responsables de la protección de datos coincidían en señalar que estas normas no amparaban una cesión masiva de datos de la relación de puestos de trabajo (RPT) incluyendo nombres y apellidos de todo el personal a los representantes de los trabajadores de tal forma que solo procedería la cesión de los datos solicitados, siempre que los mismos fuesen cedidos de forma disociada, sin poder referenciar los datos a personas identificadas o identificables. En caso contrario, debería recabarse el consentimiento de los interesados (Informe AGPD de 10 de marzo de 2009 e Informe 19 de enero de 2012). La misma postura, asimismo, era mantenida cuando la relación del empleado público con la Administración fuera laboral (Informe AGPD de 5 de mayo de 2010). Inclusive si dicha cesión de … Continúa leyendo Transparencia y Relaciones de Puestos de Trabajo (RPT)
Seguir leyendo
Los efectos de la caducidad sobre los procedimientos administrativos reiniciados
1.Introducción: el significado y sentido de la caducidad de los procedimientos. La caducidad del procedimiento había aparecido encuadrada, de forma tradicional y por sobre todo tras las reformas operadas en la LPA de 1958 por la Ley de 1963, en las formas de terminación anormal del procedimiento. Distinción que no utiliza la legislación actual que sólo habla de terminación del procedimiento sin realizar distinción alguna entre forma normal o anormal, aunque bien es cierto que algún sector doctrinal en algún momento encuadraría a esta en un concepto amplio de silencio administrativo (GARRIDO FALLA). Claro está que, en mi opinión, es preciso distinguir entre la caducidad de los procedimientos (falta de resolución expresa en los procedimientos iniciados de oficio ex artículo 25 Ley 39/2015) y la caducidad del procedimiento debido a la falta de actuación del ciudadano (que, en mi opinión y coincidiendo en este punto con TARDIO PATO, es a la que se refiere los actuales artículos 84 y 95 de la Ley 39/2015 a pesar de su escasa aplicación dada la vigencia del principio de impulsión de oficio que inspira nuestra legislación procedimental). Lo cierto, y con independencia de la polémica entre si es un supuesto de silencio administrativo … Continúa leyendo Los efectos de la caducidad sobre los procedimientos administrativos reiniciados
Seguir leyendo