Servicios sociales

Los servicios sociales son un ámbito de actuación esencial de los Ayuntamientos porque inciden, directamente, en la vida de las personas que requieren la actuación de los poderes públicos. Los motivos, a veces acumulativos, ocasionan que las personas que se atienden requieran la intervención de un equipo de personas especializado en distintos ámbitos: educación social, trabajo social, psicología y abogacía.

Es común encontrar entidades no lucrativas que ofrecen a las personas servicios que debieran encontrar en sus servicios sociales, pero no encuentran, ya sea por falta de recursos personales o conocimientos concretos en la materia. Y, así, la sociedad civil se organiza como consecuencia de las carencias en la prestación de sus servicios por parte de los poderes públicos.

Contar con un adecuado asesoramiento jurídico –interno, para la dirección y resto de profesionales del servicio; y externo, para las personas que acuden al servicio- redunda en una mejor resolución de los problemas que originaron acudir a los servicios sociales y, normalmente, facilita la intervención del resto de profesionales (psicólogos/as, trabajadores/as sociales y educadores/as sociales).

Los municipios en ocasiones no cuentan con un asesoramiento jurídico que les permita atender de forma solvente la totalidad de cuestiones que se plantean en el servicio. Ello ocasiona la derivación de las personas al ámbito privado y la pérdida de confianza de la población en el servicio público, porque pasan a ser atendidos por entidades no lucrativas que, si bien cumplen una labor cívica importante, se rigen por la voluntariedad.

Si quieres saber más acerca de este servicio haz click aquí o ponte en contacto con nosotros.

Contacta con nosotros