Otra vez mas el Consejo de Ministros recibe Informe del Anteproyecto de Ley para la Reforma Local.

El Consejo de Ministros del pasado día 15 ha vuelto a recibir el Informe del Ministro de Hacienda y Administraciones Publicas sobre el Anteproyecto de Ley para la Racionalización y la Sostenibilidad de la Administración Local. La verdad es que el nombre se las trae. Ya podrían haber elegido otro para esta reforma. Para cualquiera que se acerque de nuevas a esta realidad, pensará que el gobierno de las ciudades en España es algo completamente alocado e insostenible. Desde luego que no es así y buena prueba de ello la da el normal funcionamiento de los servicios básicos que es de lo que se ocupan los ayuntamientos y la valoración que de ellos hacen los ciudadanos. Ya quisieran para sí dicha valoración en la alta política estatal.   Pero por desgracia el nombre elegido para esta reforma da cuenta de la visión que tienen de la administración local en Madrid. Hace ya muchos años en el extinto Instituto de Estudios de Administración Local, donde nos seleccionaban y formaban a los funcionarios de los entonces cuerpos nacionales (ahora habilitados a los que el Estado va a encargar la ambiciosa misión de poner orden) se nos decía jocosamente, para orientarnos en el ejercicio de nuestras funciones,  que a la administración local le sobraba la “ele”.

Ya en Julio de 2006 el Consejo de Ministros recibió informe del Anteproyecto de Ley Básica de Gobierno Local, después en 2010 se anuncio, dentro del programa  legislativo prioritario,  que a principios del año siguiente se retomaría dicho proyecto. Con el nuevo gobierno, en Julio del año pasado, el Consejo de Ministros recibió informe del Anteproyecto que nos ocupa. Desde entonces ha habido reuniones, negociaciones (no se han conseguido pactos) y todo tipo de especulaciones para volver a encontrarnos ahora con otro informe del Ministro sobre el dichoso Anteproyecto.

A pesar de tanto como se esta hablando de transparencia es penoso ver lo poco que se practica. Así, se echa en falta que el texto del Anteproyecto, al que en repetidas ocasiones alude el Ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros,  no este colgado en la web. De la misma forma que el propio informe o los informes en los que se basa el Ministerio para articular la reforma tampoco están disponibles. Las conclusiones sobre ahorro, costes de los servicios y otros aspectos, seria bueno que se acompañaran de los datos e informes que los sustentan y que esos datos pudieran estar a disposición, para poder estudiar y argumentar. Los power point del Ministro como él mismo reconoce en la rueda de prensa, no son suficientes. Esos análisis del Instituto de Estudios Fiscales a los que alude debería ponerlos a disposición.

Ahora el Anteproyecto pasará al Consejo de Estado y después volverá al Consejo de Ministros. Entretanto, según palabras del Ministro, se someterá  a informe de la Comisión Nacional de Administración Local y se irán recogiendo aportaciones antes del trámite parlamentario.

La FEMP tiene previsto reunirse el próximo miércoles para analizar el contenido de la reforma que ha presentado el Gobierno. A tenor de las declaraciones de su Vicepresidente, que se opone a dicha reforma y la de muchísimos alcaldes que con independencia del partido a que pertenecen tampoco la comparten, tendrá que abrirse un verdadero debate, con datos serios,  sobre  las conclusiones de las  que arranca el Gobierno.

En la comparecencia del Ministro y en las preguntas que responde tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros hay matices sobre las orientaciones de la reforma.  Mas allá de su contenido que ira cambiando (ahora ya no se habla por ejemplo de suprimir concejales como se hacia antes) habrá tiempo para comentar conforme vaya concretándose. Ahora, analizando la comparecencia del Ministro y las preguntas de los periodistas surgen muchas cuestiones que esperemos que se vayan aclarando. Solo unas pinceladas sobre las palabras del Ministro para terminar:

  • Sobre los standares y los costes de los servicios. Cuando no estén a la altura de los niveles fijados por el Gobierno (cuidado con la autonomía local !) si se trata de municipios menores de 20.000 habitantes se encargará la Diputación de prestar el servicio (damos por supuesto que alcanzará el nivel establecido) y sin embargo, si son municipios mayores de 20.000 habitantes, ¿no importa la calidad y coste de los servicios? Realmente detrás de esto, aunque el Ministro lo niegue, está la supresión de los municipios a medio y largo plazo. Nadie soportará estar de Alcalde o concejal sin tener decisión. El propio Ministro, reconoce en las preguntas de la rueda de prensa, que no renuncia a la supresión de municipios, pero como este proceso puede resultar muy lento y no se puede esperar tanto,  hay que actuar.  El planteamiento de la reforma lleva a los municipios pequeños a una lenta agonía.
  • Sobre clarificación de competencias “una competencia una administración”. En materia de servicios sociales, el Ministro señala que se harán convenios entre las comunidades y los ayuntamientos para prestar estos servicios. Alude a que  quien conoce realmente la situación de las personas que han de ser ayudadas es el ayuntamiento. Si la comunidad no paga al ayuntamiento, se descuenta del fondo de compensación estatal en favor del municipio. Entonces, si lo único que cambia es el mecanismo de aseguramiento de pagos, ¿porque no se procede ya ante tantas subvenciones que adeudan las comunidades a los ayuntamientos que los están asfixiando?  En esta situación están las mancomunidades de servicios sociales.
  • Eliminación de mancomunidades y entidades menores que no aprueban las cuentas. También hay diputaciones que no rinden cuentas y muy al contrario, se van a fortalecer. La no rendición de cuentas creo que no es motivo para suprimir la institución sino para que se juzgue a los obligados a rendir las cuentas. Mas valdría que se reconsiderase la jurisdicción que ha de ejercer el Tribunal de Cuentas y que no ejerce. El Ministro señala que las demás instituciones locales que no rindan las cuentas no se suprimirán (las mancomunidades si) sino que serán intervenidas y sus competencias ejercidas por otra “administración superior”.
  • En el capitulo de las retribuciones no solo se pretende actuar sobre las retribuciones de los ediles y alcaldes, sino también sobre las de los funcionarios locales. No puede ser, señala el Ministro,  que la  función publica este retribuida de manera distinta en función a la proximidad del órgano de decisión. Ya los presupuestos del Estado cada año fija los limites retributivos del sector publico en virtud de las competencias que le otorga el articulo 149 de la Constitución, pero ahora de lo que parece que se habla es de fijar la cuantía de retribuciones de los funcionarios locales. Esto, unido al entusiasmo por recuperar “tiempos pasados” para los habilitados nacionales ya veremos como se encaja, no solo legalmente, sino en el terreno político.
  • Y finalmente, para terminar, como se va a poder argumentar y mantener que una reforma que persigue la transparencia, como señalo el Ministro en varias ocasiones, pone en valor a las diputaciones, sin ser reformadas, cuando hoy son de las instituciones mas opacas del Estado, que solo sirven a los repartos de poder que hacen los aparatos de los partidos políticos.