3 marzo, 2010

La cumbre de los gobiernos locales europeos de Barcelona

Antes del moderno invento de los estados nación, la cohesión de los territorios, en Europa, se hacia a través de las ciudades; la ciudad era el punto de encuentro entre iniciativas y conocimientos; las ciudades competían entre si y también cooperaban con alianzas entre sus gentes y sus empresas; la ciudad hacia libres a los siervos que abandonaban a su señor feudal dándoles oportunidades.

Con el tiempo, el estado, que acumuló el poder que quitó a los territorios que integraba, resultó ser muy grande para los pequeños problemas de los ciudadanos y a la vez, se mostró pequeño para los grandes problemas. Ahora se mira a las ciudades como elementos de estructuración y cohesión de territorios y ciudadanos, para desde ahí, afrontar los problemas globales a los que se enfrenta Europa, tales como la inmigración, la crisis económica, el crecimiento sostenible, el medio ambiente, el desarrollo del conocimiento, la generación de empleo de calidad y la lucha contra la exclusión.